Escritura

Poesía

A veces me descubro un gesto antiguo

y, sorprendidamente, veo entonces a quien fui.

Es como si me espiara en mi pasado,

antes de que los días fueran otros,

cuando las opiniones no existían,

y sólo yo era mi rumbo.

 

Me estoy cambiando el corazón

y no es fácil,

no es lo mismo que cambiar de traje.

Han sido muchos años de viejo estilo,

de viejas voces adosadas, como un panal circular,

apretando la conciencia.

Necesito otro aire,

otro respirar tranquilo.

Abeja reina de mí y en mí por mí

que, desde el fondo del alma, grite:

Tú eres.

Yo.

Ah, yo soy, sí, yo soy.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s